Micaela Lucía García ,alias MickyMicaGarcía o Luz Brillante. Mujer .

Argentina, 35 años de edad.

Trabajadora de la luz. Vengo de la raza Urmah.

Aquí, en la tierra mi misión es crear un nuevo mundo a través del Arte y la transparencia. A través de la expresión y la apertura. Guiada por mi espíritu de aventura, unión y libertad. Trabajo en la observación y el discernimiento. Trabajo en la fortaleza que hay en la sensibilidad.

Maestra nacional de Danza Clásica recibida en la Escuela de Danza número 2 Jorge Donn. He trabajado en dicha institución en rol de Maestra Especial de Danza y Ayudante de Cátedra en todos los cursos del Preiniciación de Expresión Corporal y Rítmica para niñas y niños de entre 5 a 12 años de edad y en preparación al ingreso de las carreras, durante 5 años (2017 a 2021). 

Trabajé en rol de Maestra titular de Danza Clásica y Contemporánea durante 7 años en el Estudio Profesional de Danza (EPD) fundado y dirigido hasta el año 2019 por Paula Composto. Allí enseñaba para adolescentes y adultos. A la vez aprendía de y con ellxs. También realicé composiciones varias para dicho alumnado en los teatros Armenio y Astral (2005- 2011). Fuí seleccionada a través de una audición para formar parte del elenco de la obra «Los Azares de Quijote y Gardel» que se expuso en el Teatro Cervantes. Allí estuve en rol de bailarina profesional y actriz, utilizando el lenguaje específico de movimiento «tango/contemporáneo» y luego como consecuencia de ello fuí contratada para ensayar en un nuevo proyecto que culminaría en una gira por Costa Rica – Panama- Nicaragua y Perú. Dicho proyecto fué dirigido por Laura Aguerreberry e Ignacio Gonzalez Cano.

 ( 2009 – 2010 ).

En lo que respecta a la danza,  estudié con varias maestras que me marcaron a quienes agradezco infinitamente. Liliana Cepeda es una de ellas. También puedo mencionar a Alicia Muñoz, Mirtha García, Claudia Cárdenas ,y otras…

En medio de las últimas dos experiencias arriba mencionadas (cervantes y gira) tuve 2 lesiones, una en el pie-tobillo y la otra en la columna. Éste evento (sumado a otros que ya había vivenciado, más lo que estaba por venir, como por ejemplo una sensación intensa de pánico)  se volvería más tarde una potencial oportunidad que me llevaría a cambiar mi percepción de la realidad respecto a mi misma y a la vida en general. Por ejemplo emprender un viaje más auténtico hacia la escucha de mi cuerpo no sólo físico, sino también mental y espiritual. Entonces dí con la medicina China de la mano de Griselda Romano, la meditación Vipassana, las respiraciones Holotrópicas y luego me encontraría con Luciana Reynal O Connor quien a través de herramientas de Chamanismo, se convertiría en  una guía importante para mi propio camino de integración de la oscuridad / aceptación de mí misma / despertar.

En el año 2008 una  amiga vendía su piano así que decidí comprárselo con mi sueldo de docente/bailarina/coreógrafa más el apoyo de mi papá. Siempre había cantado sin darme cuenta que lo hacía y de pronto la gente a mi alrededor me lo hacía saber. En una clase de la U.N.A (Universidad Nacional de las artes) (y que en ése momento era I.U.N.A), en la carrera de Composición Coreográfíca con mención en Comedia Musical y que por cierto, cursé la mitad de ésta carrera, estaba en la clase de apreciación musical y el profesor nos hace escuchar las gymnospedies de Satie. Rompí en llanto y lo tomé como una señal para comenzar a abrir mi camino en lo artístico. Ir «un poco más allá». Sentía que no quería encasillarme.

Además, escuchando mucho a Ella Fitzgerald por las noches me decidí a tomar clases de Canto. Y así fué. Mi mentora fué Damasia García durante 3 años y luego aparecieron más maestras y maestros en lo que respecta a la música como Mayra Jalil, Verónica Condomí y Rafael de la Torre. También fuí guiada a través de Ramiro Luengo, Álvaro Torres y Gustavo Álvarez en piano.

Estudié contrabajo con Pedro Salerno, gracias a sus clases descubro la magia de los graves.

Pasé un tiempito (2 años) por la E.M.P.A (Escuela de Música Popular de Avellaneda) y 1 año 1/2 por el Conservatorio Superior de Música Manuel de FALLA en donde me nutrí de las clases de Audioperceptiva a cargo de Andrea García y las clases de piano que daba  Alejandro Lavastía.

Sin embargo las grandes influencias comenzaron en Casa (mamá cantaba cuando yo era bebé y niña, mi hermano haciendo su música de dj en la preadolescencia y adolescencia y la música rockera de mi papá tocando la guitarra y llevándome a ver/escuchar/disfrutar bigs bands y musicales). Además, mi madre siempre pintó y las imágenes me sirvieron mucho para aprender a amar mi danza.

Las grandes influencias también siguen a día de hoy y desde hace casi 6 años compartiendo con mi maravilloso e inmenso espejo – compañero de vida y maestro Darío Bascoy. Con quien nos conocimos interpretando música en una Orquesta de Salsa » la Sonora Simbrón» y con quien hemos comenzado a grabar en Estudios Moebio la música de nuestro repertorio covers del dúo fundado por nos. «Abriendo Caminos». Ésta música fué utilizada para la obra corta que creamos y realizamos en el año 2017 dentro del marco «Solos con la Danza» de Luz Soto.

En el año 2012  nace la Sala Naranja, mi amado estudio de danza y arte. Allí logré desarrollar a la «maestra y artista que llevaba dentro» a un nivel más profundo. Tomé consciencia de que «era mi propia jefa». Me reinventé por primera vez después de muchos años y como lo estoy haciendo también ahora.

Allí me pregunté «de qué manera quiero transmitir ?» «qué es lo que tengo para decir», como entrenadora/docente y artista . Como ser . Creé un sistema personalizado de clases de danza y otras propuestas como «El cuerpo y la voz». En paralelo al surgimiento de éste espacio propio ,canté en varios escenarios independientes como Café Miuller, Zaramama y Quetzal con un proyecto solista , en ése momento llamado » Música en Luna Llena «.

Incursioné en el mundo de las marionetas y el arte callejero.

En el transcurso del 2020 Abriendo Caminos compone nuevo material , realiza varios conciertos en línea. Además gesta, ofrece y vende “Los Cuarenpacks”, paquetes de música propia y sanadora más ejercicios prácticos de autoconocimiento para que reconectes con tu verdadero poder. Previamente al 2020 el dúo ya había realizado diferentes shows en Casa, Señor Duncan, Living de Canciones, Estudio Panal y ahora mismo Marzo 2021, concluyendo un hermoso ciclo en Teatro y bar El Tejón.

Durante Enero 2021 brindé talleres de Arte (fusión de danza / música / canto) junto a mi compañero en la Colonia de verano del Parque Avellaneda para personas con discapacidad, una gran experiencia que nos ha generado expansión al corazón. En el transcurso de Febrero 2021 Luciana Monasterio me invita a ser parte del staff de docentes de Estudio House.

En el presente me dedico a practicar el disfrute de las pequeñas cosas y dar con mi paz interior. Fluir con los cambios. Recordar que soy canal .

Soy autodidacta y desarrollo junto con mi compañero ambos proyectos que ésta página te ofrece : Abriendo Caminos y Alto Flash.

Ésta bio es una selección y resumen de todas las experiencias que transité hasta el momento.